Arxiu

Absorción

El desenlace de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) no ofreció sorpresas, pero los analistas no dejan de mostrar su pasmo por la magnitud y trascendencia de una operación que permite al Banc Sabadell un enorme salto adelante. Con esa absorción, la CAM tiene unos activos que equivalen al 75% de los del Sabadell, el BS pasa a ser el quinto banco español.
Otros recuerdan que con ese salto BS pasa a la categoría de sistémico, un calificativo que enfatiza su dimensión y la capacidad de convertirse en un peligro, al suponer un fuerte riesgo para el sistema. La operación es un salto mortal, pero con red: se ha pactado un esquema de protección de activos, que limita las contingencias y que aumenta el interés de una operación que realmente obligaba a dar un salto adelante. Era uno de los últimos trenes para cambiar de categoría.

Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, se cubrió de gloria al declarar que la CAM era lo peor de lo peor, un diagnóstico impropio que probablemente desalentó a los que tenían intención de participar en la puja. Así que el Sabadell se encontró solo frente al peligro y jugó sus bazas y su experiencia en integraciones, un argumento de peso. Por otra parte el BS es el banco que menos duplicidades tiene con la entidad intervenida, lo que posibilita optimizar la red absorbida.
El ejército de integración del BS pronto sentará sus reales en las playas alicantinas para impulsar el saneamiento y recuperar la moral de combate de una entidad que ha vivido  unos años convulsos. Que haya suerte, Sabadell merece estar en Primera.

El desenlace de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) no ofreció sorpresas, pero los analistas no dejan de mostrar su pasmo por la magnitud y trascendencia de una operación que permite al Banc Sabadell un enorme salto adelante. Con esa absorción, la CAM tiene unos activos que equivalen al 75% de los del Sabadell, el BS pasa a ser el quinto banco español.
Otros recuerdan que con ese salto BS pasa a la categoría de sistémico, un calificativo que enfatiza su dimensión y la capacidad de convertirse en un peligro, al suponer un fuerte riesgo para el sistema. La operación es un salto mortal, pero con red: se ha pactado un esquema de protección de activos, que limita las contingencias y que aumenta el interés de una operación que realmente obligaba a dar un salto adelante. Era uno de los últimos trenes para cambiar de categoría.

Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España, se cubrió de gloria al declarar que la CAM era lo peor de lo peor, un diagnóstico impropio que probablemente desalentó a los que tenían intención de participar en la puja. Así que el Sabadell se encontró solo frente al peligro y jugó sus bazas y su experiencia en integraciones, un argumento de peso. Por otra parte el BS es el banco que menos duplicidades tiene con la entidad intervenida, lo que posibilita optimizar la red absorbida.
El ejército de integración del BS pronto sentará sus reales en las playas alicantinas para impulsar el saneamiento y recuperar la moral de combate de una entidad que ha vivido  unos años convulsos. Que haya suerte, Sabadell merece estar en Primera.

Comentaris

Diari de Sabadell, el diari de sempre, al servei dels sabadellencs i vallesans.

Telèfon Redacció: 937 275 545 sabadell@diaridesabadell.com

Telèfon Publicitat: 937 275 545 publicitat@diaridesabadell.com

Les Valls, 10, 2a planta 08201 – Sabadell

Copyright © 2018 Diari de Sabadell | Novapress Edicions S.L.

To Top