Arxiu

El origen de todos los males

Se ha estrenado recientemente en el cine un anodino y descafeinado biopic sobre Margaret Thatcher. Un film que, salvo estar protagonizado por una excelente (como siempre) Meryl Streep, no aporta nada al lenguaje cinematográfico, posee un guión carente de matices, y no le saca ningún partido a los aspectos políticos de la que fue primera ministra inglesa.
Resulta interesante recordar el balance de las políticas thatcherianas, que sirven para ilustrar un poco las causas y los efectos de ‘crisis’ como la que estamos padeciendo. Durante su mandato se dio un fuerte impulso a la economía del Reino Unido, pero éste dejó tras de sí la sociedad menos cohesionada del espectro europeo occidental, aplicando un modelo de ultraliberalismo económico radical, incluyendo la venta compulsiva de activos del Estado e impulsando el ahorro a través del mercado de valores (especulación), animando a los británicos a comprar sus hogares (burbuja inmobiliaria) y a contratar pensiones privadas (recortes en la sanidad pública).
Se debilitó a los sindicatos, ya que estos eran -y son- la primera línea defensiva del estado del bienestar y fue alimentada la tesis de que el Estado es el causante de todos los males y el mercado la única solución, por lo que la City londinense se convirtió en el nirvana de la desregularización financiera y de los productos y derivados con que los bancos se divirtieron jugando al Big Bang, ahora mismo reflejado en la crisis de la deuda soberana, en las dictaduras de las agencias de calificación, en las reformas laborales, en los recortes sociales, y en los abusos de que somos víctima la mayoría de los ciudadanos.
Ese es el origen de todos los males que sufrimos.

Comentaris

Diari de Sabadell, el diari de sempre, al servei dels sabadellencs i vallesans.

Telèfon Redacció: 937 275 545 sabadell@diaridesabadell.com

Telèfon Publicitat: 937 275 545 publicitat@diaridesabadell.com

Les Valls, 10, 2a planta 08201 – Sabadell

Copyright © 2018 Diari de Sabadell | Novapress Edicions S.L.

To Top