Arxiu

El ABB de la economía

El capitalismo es un ser sin alma, un plato que se sirve frío, que nos perjudica, incluso cuando nos da beneficio.
Es bien conocido que el capitalismo, doctrina que sigue nuestro sistema económico, no entiende de moral, ni ética, ni del bien y el mal, únicamente entiende del beneficio sin fin, de la acumulación de capital, amparado por uno de los siete pecados capitales, la avaricia.
¿Tan tonta es nuestra especie? ¿Tan tontos somos que la única manera que sabemos de mover el capital, “transferir riqueza”, es la que dictan las reglas del capitalismo?¿No hemos  sabido crear un sistema basado en el capital que no infrinja las reglas básicas de la moral humana?
No hemos sabido domarlo, estamos enganchados, somos drogodependientes de la fortuna del beneficio, que nos lleva a burbujas inmobiliarias, corrupción, despilfarro, y por qué no decirlo, guerras por el control de los recursos naturales, y sufrimos la resaca, el síndrome de abstinencia, o también llamada, recesión, pobreza, recortes y hambre.
Quizás el capitalismo sea imparable y esté por encima de las necesidades de la gente. Quizás sea como la energía nuclear, poderosa y dañina, cuanto más la utilizas, tanto sea para fines civiles o militares, más cerca estas del armagedon.
O quizás sea tan sencillo como no votar dirigentes afines a la guerra, y exigir consumir energía verde, no sé.., quizás si les preguntáramos a los bancos qué hacen con nuestro dinero, si nuestros políticos fueran ciegos a la codicia y la justicia no lo fuera al alma de las personas, no sé…
Lo que sí sé es que mi madre tiene 58 años, desde los 14 trabajando para lo que es hoy la ABB, y que el próximo 18 de noviembre se queda en el paro.
Independientemente de las recientemente nimbadas indemnizaciones por despido, que se pusieron en marcha para favorecer el empleo (qué paradoja: sí que lo han hecho, pero en Polonia) tengo el sentimiento de que no es justo. Mi madre le ha dedicado 44 años a la empresa, por supuesto remunerados, pero todos sabemos que hay cosas que no se pagan con dinero, y que después de tantos años implicado en una empresa sientes que te pertenece o que perteneces a algo. Después de esto, es una pequeña traición que la empresa no lo le haya dedicado… no se haya implicado, no haya contado con los trabajadores para intentar mejorar la situación de la empresa. Además, es doble la traición cuando te enteras  de que los despiden porque la ABB ha montado un centro nuevo, con maquinaria nueva en Polonia; quizás si esa inversión la hubieran hecho en Sant Quirze, quizás les habría……
¡Qué desalmada es la realidad que construimos, nosotros, los animados!

Comentaris

Diari de Sabadell, el diari de sempre, al servei dels sabadellencs i vallesans.

Telèfon Redacció: 937 275 545 sabadell@diaridesabadell.com

Telèfon Publicitat: 937 275 545 publicitat@diaridesabadell.com

Les Valls, 10, 2a planta 08201 – Sabadell

Copyright © 2018 Diari de Sabadell | Novapress Edicions S.L.

To Top