Ciutat

Los alumnos de las autoescuelas se quejan de la huelga de examinadores

Comienza el mes de julio y continúa convocada hasta el día 31 la huelga de examinadores de autoescuela. Un hándicap que ocupa y preocupa a los profesionales tal y como reflejamos en la última edición de ‘D.S.’. Ahora nos centramos en los alumnos. Ellos están pagando con tiempo y dinero este parón y más en el periodo estival. No en vano en agosto no hay exámenes.
Captamos la opinión de varios alumnos.
Para Kelly, «es una situación horrible porque las prácticas no son baratas. Haces el esfuerzo de pagar todo lo necesario para lograr tu carnet y disfrutar y te encuentras con que no te puedes examinar y ni siquiera te dicen con antelación ni cuanto te tienes que esperar para poder examinarte. No lo comprendo».
La situación es surrealista. »Aunque quisiera comprar más prácticas para no estar parada hasta el día del examen no hay ninguna garantía de que me examinen».
Ester lo tiene claro. «Han decidido hacer huelga por estas fechas porque es cuando hay más gente que se quiere sacar el carnet. Los estudiantes acaban el curso y se ponen con la autoescuela. Los examinadores están fastidiando a los que no tenemos culpa de nada».
«Se deben hacer - continúa Ester - un número de exámenes al mes que no se están cumpliendo por culpa de la huelga. Me consta que los pocos examinadores que trabajan van a suspender a los alumnos, haciendo exámenes mas complicados de lo habitual. Ahora somos un montón los que nos estamos acumulando para subir después de verano. Hay mucha cola. Yo llevo 30 practicas y mi plan era subir en julio pero tras la huelga del miércoles, los que tenían que hacerlo lo harán antes que yo y me tendré que esperar a septiembre que es cuando comienzo clases».
Juan, profesor del RACC. «Tanto como empresa como profesores nos está afectando económicamente. Estan abandonando prácticas muchos alumnos porque saben que en julio no van a ir a exámenes. Había una previsión de prácticas que no se van a hacer. A nivel de profesores, cada vez hay más precariedad. Cobramos por hora trabajada y por tanto cada vez peor. Los alumnos han pagado unas tasas y no tienen culpa. La culpa es de la Administración, una vez más»

Publicitat

Subscriu-te gratuïtament al butlletí ‘Bon dia, Sabadell’

To Top