Arxiu

Despedidas

José Luis Rodríguez Zapatero, ZP por obra y gracia del marketing político, ha desplegado un prolijo calendario de despedidas, un adiós múltiple, en foros muy diversos,  pero siempre sin demasiadas alharacas. Ha sido una marcha comedida, casi silenciosa. Es evidente que los últimos tiempos han sido un duro calvario, un período en el que ZP ha tenido que tragarse sapos al por mayor. Ha visto cómo sus contradicciones, las diferencias entre sus políticas y sus promesas, llamaban a su puerta y su popularidad caía en picado.
Desde que ZP convocó elecciones su protagonismo público se fue diluyendo y pasó a segundo plano, en una política de perfil muy bajo. De golpe pasó a ejercer poco menos que de reina madre, y su sombra se fue difuminando. Durante unos meses cohabitó con Rubalcaba y vio cómo los estrategas del partido casi renegaban del que fue  líder del Psoe. Presumían que  ZP, en lugar de sumar, restaba, y el candidato Rubalcaba se esforzaba con denuedo en una labor imposible.

Lo cierto es que la salida de ZP ha sido digna, propia de un  opositor a inspector de nubes. No es un juguete roto, ni un jarrón chino, pero parece dispuesto a entrometerse en la disputa por su herencia, un capítulo que se ha abierto antes de lo que era de esperar. Esta en juego el legado de un partido clave en la vida política española, un partido que debe afrontar una renovación y un nuevo impulso.
Y, de momento, la cosa parece estar entre los de “Mucho Psoe por hacer” y los de “Yo sí estuve allí”. En realidad, todos estuvieron allí, pero algunos parecen olvidarlo y han perdido la memoria al caer del cargo. Dentro de poco habrá más movimientos.

Comentaris

Diari de Sabadell, el diari de sempre, al servei dels sabadellencs i vallesans.

Telèfon Redacció: 937 275 545 sabadell@diaridesabadell.com

Telèfon Publicitat: 937 275 545 publicitat@diaridesabadell.com

Les Valls, 10, 2a planta 08201 – Sabadell

Copyright © 2018 Diari de Sabadell | Novapress Edicions S.L.

To Top