Opinió

Cataluña en la encrucijada

El conflicto que vive Cataluña está en una encrucijada aparentemente sin salida. Las posiciones de CDC y la CUP son irreconciliables, antagónicas, con políticas contrapuestas. El problema no es si Artur Mas es presidente o no, el tema de fondo es si CDC sigue manejando el gobierno para continuar sus políticas al servicio de los intereses que representa. Y si la CDC de Jordi Pujol continúa, pues no hay que olvidar que el hombre de confianza de Artur Mas fue Oriol Pujol, secretario general de Convergència que hoy continuaría si no hubiese sido imputando.

El objetivo de CDC es controlar el gobierno y el  presupuesto. Haciendo concesiones a su socio en el proceso ERC, pero siendo compatible con continuar haciendo la misma política, con algunos retoques; de lo contrario no habría acuerdo. ERC hoy es comparsa de CDC, y desgraciadamente para las clases populares ERC antepone lo nacional a lo social y el proceso hacia la independencia es su primera prioridad.

ERC es un partido socialdemócrata con sus contradicciones. A la hora de la verdad, siempre estuvo frente al gobierno de turno en Madrid, cuando se decidían leyes que vulneraban intereses de clase como las reformas laborales, o de las pensiones, siempre estuvo al lado de los sindicatos, apoyando las huelgas generales que se convocaban. Mientras que CiU siempre  apoyó y empeoró todas estas medidas antiobreras del PP y del PSOE. Por lo tanto, respeto a ERC y lamento el papel que está haciendo, sosteniendo a CDC,  que pone los recursos públicos al servicio de los intereses de las clases privilegiadas. La salida a este proceso no está clara y la CUP se juega el ser o no ser.

La declaración aprobada por el Parlament, para iniciar el proceso de independencia de Cataluña en 18 meses, es un pronunciamiento. Si el Tribunal Constitucional lo anula, no puede imputarse a nadie porque  es solo una declaración. Cuando esto ocurra ¿qué harán CDC y ERC? ¿Lo mismo qué hasta ahora? ¿Trampear la ley, como se hizo en la convocatoria de la consulta? Sacar  las urnas a votar?

Esta  estrategia, a la hora de la verdad no servirá, ante  las amenazan del PP  contra quienes se enfronten  con las  leyes estatales vigentes. No me imagino a ERC y menos a CDC,  desobedeciendo las leyes y enfrentándose a procesos penales. Sí creo que la CUP lo haría. La estrategia de CDC y ERC de trampear la Ley solo servirá un tiempo. Sólo puedo entender este proceso en clave de presión al Estado para después de las elecciones negociar una salida. Un acuerdo de nuevo con el Estado que solo será posible si el PP y Ciudadanos no son mayoría en el  próximo Parlamento.

Publicitat

Este proceso, si se diera, dejaría fuera de juego a la CUP al defender la ruptura de Cataluña con el Estado de forma unilateral, no negociaría con el Estado, ni lo reconocería, salvo que el estado negociara la independencia de Cataluña, y es evidente que no lo hará.
Hoy casi la mitad de la sociedad catalana está por la independencia. La última medida del PP de control del gasto del presupuesto demuestra el carácter centralista y autoritario del gobierno actual. Es otra medida contra Cataluña.Sus hechos, a la hora de la verdad, demuestran ser los herederos del franquismo. Si PP y Ciudadanos ganan las elecciones estatales, Cataluña estará sin salida, al PP no les temblará el pulso para impedir por todos lo medios el incumplimiento de las leyes.

La situación en Cataluña se agravaría con las medidas judiciales del Tribunal Constitucional, con una composición con mayoría elegida por el PP. Si se  inhabilitan cargos públicos y se inician  procesos judiciales, estaríamos ante un conflicto político de riesgos incalculables, que podría generar movimientos de solidaridad tanto en Cataluña como en el Estado y en Europa.  Estaríamos  ante una involución en todos los terrenos, con un endurecimiento de las leyes, para recortar derechos de los ciudadanos, sobre todo ante las protestas, huelgas y manifestaciones o actos de desobediencia.

No veo a los dirigentes de CDC en estos escenarios, ni a los de ERC. En mis tiempos de sindicalista de  CCOO en democracia fui detenidos 5 veces por  la Guardia Civil y Policía Nacional durante los años 80 y 90. Por entrar en centros de trabajo amparado por la ley, pero con la oposición de las empresas, a dar apoyo a trabajadores que ejercían su derecho de huelga. En aquellos tiempos te detenían, te llevaban al “cuartelillo” unas horas y te echaban. Ahora con la Ley Mordaza han endurecido el Código Penal, y piden años de cárcel y multas cuantiosas por lo mismo que hacíamos entonces. Es una grave involución, en lo social y lo laboral. El PP ha impuesto el recorte de las libertades y derechos democráticos. Ni al Tribunal Constitución, ni al PP le temblará el pulso contra quienes, en defensa de la independencia, incumplan las leyes del Estado. Y esto lo saben CDC y ERC. La salida para Cataluña está en el 20-E, en una amplia derrota del PP y de Ciudadanos.

“La salida para Cataluña está en el 20-E, en una amplia derrota del PP y de Ciudadanos”

Publicitat

Subscriu-te gratuïtament al butlletí ‘Bon dia, Sabadell’

Comentaris
To Top