Opinió

Escuchar a los vecinos de La Planada

El proyecto de construir un “Centre Obert” en las antiguas aulas del IES Jonqueres de la Plana del Pintor ha levantado malestar, preocupación y contestación vecinal. Hacía mucho tiempo que una decisión del gobierno de Sabadell no producía una reacción tan importante. Y no se trata solo de una movilización liderada por la Asociación de Vecinos con el apoyo de la FAV y otras entidades del distrito, sino que la disconformidad con la medida del cuatripartito es la conversación constante a pie de calle o en los grupos de whatsapp.
Lo primero que recomiendo a nuestros gobernantes es escuchar a los vecinos. La Plana del Pintor es una barriada con algo más de 3.000 habitantes ¿Por qué en apenas unos días 1.500 personas (la mitad de la población) habían firmado ya en contra de la ubicación escogida para el Centre Obert? Y lo más importante: además de escuchar su opinión, intentar entender a los vecinos. Hay que tener muy claro que la movilización no es en contra del equipamiento: un centro de tarde para clases de refuerzo y actividades de niños hasta 12 años. Es algo positivo para la zona. La gente se queja de la falta de diálogo del Ayuntamiento. Los vecinos están molestos porque no se les ha permitido participar ni en la decisión ni en la elección de la ubicación más adecuada.
Tan solo habiendo paseado alguna vez por sus calles y hablado con las personas que viven allí, te das cuenta de que se está movilizando la gente que más quiere a su barrio. Estos sabadellenses creen firmemente en que es un lugar donde merece la pena vivir y que hay que cuidar. Son los vecinos cívicos que pagan religiosamente sus impuestos. Son trabajadores que aspiran a lograr lo mejor para ellos mismos y para sus familias. Son los que quieren seguir arraigados en el lugar donde llevan tantos años viviendo. Son quienes conocen perfectamente qué problemas de convivencia hay en “La Planada” y quiénes son los responsables de provocarlos. También son los que han sufrido las erróneas decisiones de anteriores gobiernos municipales que no han ayudado al barrio. Y, por supuesto, son gente que no se rinde.
Frente a esto, la actitud del gobierno municipal es equivocada. Algunos intentan insinuar que los vecinos que se quejan son “ignorantes y/o racistas”. Antes de justificarse con tamañas barbaridades, yo les invitaría a irse unos días a convivir con los habitantes de La Plana del Pintor, a comprobar in situ si las reclamaciones son reales o inventadas. Y reflexionar sobre algo: no es lo mismo vivir a diario en un determinado sector de “La Planada” que en los lugares donde viven cómodamente los concejales que quieren tomar esta controvertida decisión.
La Plana del Pintor necesita mimos y no polémica. Sus gentes buscan el diálogo, no la confrontación. El barrio precisa una determinación firme por parte del consistorio a la hora de hacer cumplir las ordenanzas a quienes creen estar por encima del bien y el mal. Y, por encima de todo, “La Planada” se merece un empezar de nuevo con el tema del “Centre Obert” y que el cuatripartito sea capaz de empatizar y de escucharles. Porque todos estamos de acuerdo en lo fundamental: es un equipamiento positivo y necesario en los diferentes distritos de nuestra ciudad.
Por eso quiero recuperar una frase que nos decía el concejal Gabriel Fernández en el último pleno: “El bé no fa soroll, el soroll no fa bé”. Tratemos el tema sin ruido, demos carpetazo a las polémicas y los malentendidos y que fluya la comunicación. Señores del equipo de gobierno, escuchen a los vecinos y, entre todos, acordemos lo mejor para el barrio. Los residentes de La Plana del Pintor y del sector norte de Sabadell, que luchan a diario para seguir viviendo en un lugar que vale la pena, se merecen todo el tiempo que sus políticos necesiten invertir para alcanzar el consenso.
Desde el Grupo Municipal de Ciutadans (Cs) estaremos encantados de ayudar en todo lo que podamos para que así sea.

“La Plana del Pintor necesita mimos y no polémica, sus gentes buscan el diálogo, no la confrontación”

Publicitat

Subscriu-te gratuïtament al butlletí ‘Bon dia, Sabadell’

Comentaris
To Top